Diego Rodríguez de Silva y Velázquez





Pastel sobre tabla
150 x 130 cm.


Esta obra pretende ser una interpretación del Velázquez de Las Meninas. Es un Velázquez reflexivo, que mira más allá de los límites del cuadro y establece a su vez un diálogo con el observador revelándole el secreto que se esconde tras su mirada y convirtiéndole, desde ese mismo instante, en testigo de excepción de la obra. En sus ojos se puede apreciar el reflejo de la escena que contempla.



Obra premiada con el I Galardón Juan Robles a la promoción de la cultura en los jóvenes valores. Sevilla. Febrero 2010



2 comentarios:

Daine Charlot dijo...

Eres fascinante con los retratos felicidades =)

Eva María dijo...

Uffff, me han encantado todas tus obras, pero esta de Velázquez es realmente alucinante!, sobretodo los ojos. Tienes muchísimo talento, te deseo toda la suerte del mundo para que se reconozcan tus obras de la manera que se merecen. ¡Enhorabuena!